Inicio / Otras Ciudades / Golpeó, trasquiló, drogó y mordió a su pareja durante tres meses pero ¡Quedó libre!

Golpeó, trasquiló, drogó y mordió a su pareja durante tres meses pero ¡Quedó libre!

Kelly Villamizar, de 22 años, tuvo que ingresar varias veces a urgencias por maltratos de los que fue víctima en Ocaña.

Cuenta que el “día que yo hice maletas para irme, ese fue el día que me apuñaló la mano y me cortó el cabello”.

La denuncia de la hermana de Villamizar permitió que la Policía la rescatara, pero no hay orden de captura contra su pareja, señalado de maltratarla.

Según información de familiares de la joven, que recoge ese medio, “ella fue brutalmente golpeada por su compañero, quien al parecer la tenía escondida y dopada para que no se dieran cuenta de las golpizas que le propinaba. Indicó la hermana que también le cortó el cabello”.

Esta terrible agresión despertó el rechazo de la comunidad, ya que el argumento de Salazar Carvajalino para no dejarla salir era que ella se estaba tomando “la droga psiquiátrica para dormir”.

Como si fuera poco, el hombre les dijo a los policías que Kelly “atentó contra su vida, trató de suicidarse, metió la cara en una pared, está con ataques de esquizofrenia…”. De todas formas, la joven fue rescatada.

Pese a la brutalidad del ataque, el mayor David Carpeta Valencia, comandante del Segundo Distrito de Policía en Ocaña, confirmó que no se pudo capturar en ese momento al señalado agresor porque no fue sorprendido en flagrancia.

“No se puede capturar porque no hay unas voces de auxilio en sí, no se halló en flagrancia cuando el sujeto se encontraba golpeándola. Simplemente la patrulla llega y el hombre deja ingresar a la Policía”, manifestó el oficial al Canal Comunitario Tv San Jorge.

 

About elcallejero

El Callejero es un sitio de noticias en la ciudad de Santa Marta, Colombia y también un producto de Unidad de Medios SAS.

Ver tambien

En Barranquilla, en medio de un atraco murió una niña e hirieron a su hermana

Una niña de 1 año y su hermana de 9 fueron víctimas de una bala …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *