Eso sí, tal como confirma la filtración, cuando compartimos un código QR también compartimos nuestro número de teléfono, por lo que una vez publicado, cualquiera puede tener acceso al mismo y contactarnos por WhatsApp una vez escaneado. Esto quiere decir que tenemos que tener cuidado a la hora de compartir el código. Con todo, WhatsApp ofrece la posibilidad de revocar el código QR en cualquier momento, para que deje de ser compartido.

De momento esta función no está disponible y no hay fecha de llegada, pero no debería tardar mucho en aparecer en nuestras aplicaciones.