Inicio / Santa Marta / Mi encuentro con Cerati

Mi encuentro con Cerati

Un domingo del año 1995, más exactamente el 15 de octubre, me encontraba en la terraza del edificio Iroka, en El Rodadero, estaba solo, comiendo una hamburguesa y disfrutando del horizonte del mar Caribe. Palmeras y trupillos se mecían y susurraban en la asoleada mañana, y los adoradores del sol comenzaban a llenar las arenas del balneario.

Una cerveza bien fría acompañaba mis pensamientos y refrescaba el ‘guayabo’ de la rumba en La Escollera la noche anterior. De pronto, sobre el andén observo a tres melenudos, que a las claras uno identifica como mochileros, y no de cualquier nacionalidad, ¡mochileros argentinos!

De los tres, uno, se destacaba por su estatura, los otros llevaban bufanda en el cuello y pañoleta en la cabeza, la bandera de Argentina era notoria. Venían desde la esquina de ‘Los Polllitos Dicen’ en dirección sur de la playa, a medida que se acercaban, mi asombro de fan aterrizó mis pensamientos: Los integrantes de Soda Estéreo, Gustavo Cerati, Héctor ‘Zeta’ Bosio y Charly Alberti, en Santa Marta.

No daba crédito a lo que mi mente y mis ojos apreciaban, solo recordé, que la noche anterior, el grupo se había presentado en Barranquilla. La historia dice que fue la primera y la última vez que lo harían. El comportamiento del público no estuvo a la altura de una banda que hacía historia en América Latina, pero que en el Caribe sonaba más en ese momento, el vallenato, la salsa y el merengue. Eran los tiempos de Rikarena… Y si eso pasaba en la cosmopolita ‘Curramba’, es entendible que estos genios de la música fueran los visitantes más anónimos que visitaban la ‘Perla de América’.

Desde la terraza del Iroka, grité con emoción: “Ceratiiiii”, era uno de mis cantantes favoritos de la ola del rock en español, de la cual éramos adeptos. Esos que estaban ahí, ya nos hacían cantar ‘Persiana Americana’, ‘Nada Personal’, ‘Signos’, ‘Cuando pase el temblor’, ‘Juego de seducción’, ‘Prófugos’, ‘Picnic en el 4B’, ‘En la ciudad de la furia’, ‘Lo que sangra’, ‘De música ligera’, ‘Hombre al agua’, ‘Té para tres’, ‘Luna roja’, ‘Camaleón’ y ‘Ella usó mi cabeza como un revólver’, canciones que estaban bien posicionadas para los que seguíamos de cerca su amplia producción musical.

En el 95 no habían hecho su aparición el Smartphone, con el que de seguro habríamos inmortalizado para otros ese momento mágico con fotos y videos. Para mí ese momento quedó marcado con tinta indeleble, porque siempre estará presente el momento en que Cerati gira hacia donde escuchó que lo llamaron, y haciendo un gesto de victoria con la mano respondió con acento gaucho “chao locooo”. Y siguieron los tres melenudos con pinta de mochileros caminando hasta que los perdí de vista. Al frente, debajo de las palmeras, habían comenzado a tocar unos ‘raspa canilla’ de la playa, los mismos que aún siguen tocando.

¡GRACIAS TOTALES CERATI!

About elcallejero

El Callejero es un sitio de noticias en la ciudad de Santa Marta, Colombia y también un producto de Unidad de Medios SAS.

Ver tambien

Conozca las medidas especiales de seguridad para el paro del 21 de noviembre

El gobierno del Distrito de Santa Marta aprobó hoy la aplicación de medidas especiales con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *