Inicio / Salud / Madre primeriza en cuarentena

Madre primeriza en cuarentena

Clara, de 33 años (nombre falso) tiene un bebé, Gio, de tres meses. Es madre primeriza.

NACIMIENTO Y EL PRIMER DECRETO DE AISLAMIENTO PREVENTIVO OBLIGATORIO

Apenas nació, lo mandaron a neonatología, al diagnosticarle la bilirrubina alta y estuvo una semana.

Esto preocupó a su madre, pero no se imaginaba lo que iba a suceder en unos días.

Clara, confiesa que le pilló por sorpresa. «Creo que nadie se esperaba que iba a ser tan rápido», cuenta en una charla con Nueva Mujer.

EL 20 de marzo el Gobierno de Argentina, presidido por Alberto Fernández decretaba el aislamiento preventivo obligatorio, vigente hasta el día de hoy.

Clara, admite que ella y su pareja fueron precavidos, teniendo en cuenta que criaban a un recién nacido y ya habían hecho las compras online.

La máxima preocupación de Clara, que además es diabética, era acudir a un hospital.

«En esta situación de tanto riesgo, yo como diabética y madre primeriza no puedo salir de casa dentro de la medida posible. Aún así, hemos tenido que ir al hospital en varias ocasiones y está lleno de gente contagiada o asintomática», revela.

La angustia continúa cuando regresa a su casa en un cabify.

«Allí no sabes si la persona que ha subido antes tenía el Covid-19 y ahí tienes que decirle al conductor que baje la ventanilla», expresa.

Para la joven, sus preocupaciones se fundamentan en que es su primer hijo y se le añade el marco actual.

Ella y su novio, trataron de conseguir un médico a domicilio pero les respondían «que no trabajaban en eso», por lo que tuvieron que recurrir a la atención telefónica.

En las llamadas,  les dicen que le hagan a su bebé «pruebas y radiografías» cuando la primera instancia siempre es no ir al hospital.

EMBARAZO

Clara, que trabaja como sonidista en productoras, el cargar día a día con el pesado material le provocó tales problemas de espalda que tuvo que pedir la baja antes de quedarse embarazada.
El dolor de las cervicales era tal, que durante su embarazo tuvo anemia y le diagnosticaron vértigo posicional parosístico, por lo que estuvo un mes y medio «sin salir de la cama».

bebésEsta cuarentena ha puesto a reto a muchas madres primerizas que enfrentan doble preocupación. - pexels
Esta cuarentena ha puesto a reto a muchas madres primerizas que enfrentan doble preocupación. – pexels

«Era como estar todo el día en un barco, me ponía a caminar y me caía», describe.

LOS CUIDADOS EN CUARENTENA

Clara asegura que le administran a Gío su dosis diaria de vitamina C y que le han puesto las vacunas porque le «preocupaba urgencias».

La sonidista afirma que está tan centrada en que su hijo esté bien que agradece estar en casa.

Relata que le informaron que a los niños tan pequeños no les afecta el Covid-19.

«Nadie tiene mucha información sobre el virus», expone.

 

ESTADO ANÍMICO

«Estando en casa se te pasan los días y las noches volando porque no duermes, y el mayor estrés que puedes tener es por el insomnio y ves al niño que llora y eres madre primeriza y todo te queda desconocido. Empiezas a descubrir las mejores opciones con él. Es todo un aprendizaje constante», asevera Clara.

Califica que la parte positiva es estar centrada en esos «miniproyectos», que relegan al Covid-19 a un segundo plano.
Clara, manifiesta que ella vive en su «pequeño micromundo», de no tener tiempo «ni para encender la televisión porque  Gío llora porque le duele la barriga, para cambiarle», o, desde el otro lado, porque son su pareja y ella los que acaban llorando de estrés, detalla con humor.
«La mejor distracción la tenemos en casa», asegura.
Ella dice sentirse mentalmente bien pero que le da «rabia y preocupación esas personas que no tienen recursos ni medios» para afrontar el confinamiento.
«Cómo le dices a una persona de la villa que tiene que cuidarse, a una persona tan arbitraria, tan rebelde, que tiene que tener una disciplina. Dependemos de todos para salir adelante pero si otro no lo hace te fastidias», expone.

FLEXIBILIZACIÓN DE LA CUARENTENA

El 11 de mayo, Alberto Fernández anunciaba oficialmente que flexibilizaba la cuarentena y, además de reabrirse nuevos negocios, las personas podían salir a caminar una hora.

Esta aflojada de riendas duró poco, porque a medida que fue avanzando el mes los casos se incrementaron, por lo que el Gobierno daba marcha atrás y situaba al país como al principio.

Clara, expresa que de todas formas ella fue «muy prudente» porque pensaba que desde que se suavizara un poco el confinamiento «todo el mundo iba a salir. Hasta la gente vaga eran deportistas».

«Cuando ya haya pasado toda la neura ahí me pensare salir encima con un bebé», puntualiza.

About Sala de redacción

Ver tambien

Abren primera clínica con tratamiento de cannabis en Colombia

Con el objetivo de tratar patologías neurológicas, de salud mental y de dolor crónico, tales …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *