Connect with us

#EsViral

El surrealista tráfico que se genera en una carretera china de 50 carriles

Published

on

Los atascos que sufre Madrid cuando amanece lluviosa o hay puente es una nimiedad si se compara con el espectacular embotellamiento ocurrido la semana pasada en China con cientos de coches atrapados durante varias horas.

Las restricciones que hay en China por la contaminación no han logrado reducir los gravísimos problemas de tráfico que padece el país. Así lo demuestra el monumental atasco que ha sido captado por un dron en los 50 carriles que conforman la autopista G4, una de las carreteras que unen Pekín y Hong Kong. Tuvo lugar a principios de enero durante la última operación salida por las vacaciones de fin de año y en la cual se desplazaron hasta 750 millones de personas, casi las mitad de la población. Los conductores se vieron obligados a armarse de paciencia, ya que tardaron varias horas en atravesar el peaje hacia la capital china.

Los atascos que sufre Madrid cuando amanece lluviosa o hay puente es una nimiedad si se compara con el espectacular embotellamiento ocurrido la semana pasada en China con cientos de coches atrapados durante varias horas.

Las restricciones que hay en China por la contaminación no han logrado reducir los gravísimos problemas de tráfico que padece el país. Así lo demuestra el monumental atasco que ha sido captado por un dron en los 50 carriles que conforman la autopista G4, una de las carreteras que unen Pekín y Hong Kong. Tuvo lugar a principios de enero durante la última operación salida por las vacaciones de fin de año y en la cual se desplazaron hasta 750 millones de personas, casi las mitad de la población. Los conductores se vieron obligados a armarse de paciencia, ya que tardaron varias horas en atravesar el peaje hacia la capital china.

A pesar de esta enorme aglomeración de vehículos, el atasco no ha superado al ocurrido hace seis años. Los conductores llegaron a estar durante diez días encerrados en sus vehículos en un trayecto de 100 kilómetros Está considerado el mayor embotellamiento de la historia.

Pekín, con 22 millones de habitantes y cerca de cinco millones de coches, tiene por delante mucho que mejorar para reducir el problema del tráfico. Por el momoento, las autoridades chinas han puesto en marcha un plan para evitar los embotellamientos en los próximos cuatro años.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply